Menú principal

Vostede está aquí: Inicio / Quiosco. Noticias de teatro / El grupo Tricicle, objeto de una muestra en el Palau Robert comisariada por Juli Capella

Quiosco

Extracto de la noticia publicada en El Periódico de Cataluña , el 4.5.2021.
El grupo Tricicle, objeto de una muestra en el Palau Robert comisariada por Juli Capella

Paco Mir, Carles Sans y Joan Gràcia (Foto: Daniel Alonso / CDAEM)

El grupo Tricicle, objeto de una muestra en el Palau Robert comisariada por Juli Capella

La exposición repasa tanto los espectáculos como la filosofía de trabajo que ha permitido triunfar a Paco Mir, Carles Sans y Joan Gràcia durante más de 40 años

Tricicle son unos maestros del humor sin palabras. Llevan 40 años haciendo reír al público. La pandemia dejó colgadas las últimas funciones de su despedida con 'Hits' en el Coliseum pero a partir de esta semana el arte de Joan Gràcia, Paco Mir y Carles Sans puede disfrutarse de nuevo y de otra forma en 'Tricicle Clic, gest, humor, llenguatge', una exposición en el Palau Robert sobre la historia del grupo.

Aparte de reír de nuevo viendo los gags de sus ocho espectáculos de creación, más los dos de grandes éxitos y sus propuestas para televisión, la muestra permite observar de cerca el material -y los trucos- de sus 'shows', como esa butaca 'carnívora' de 'Terrífic'. También permite descubrir el arduo proceso creativo a través de las libretas donde apuntan y dibujan ideas de todo tipo buscando una base sólida para sus creaciones. Y, si alguien se anima, hasta puede medirse con los miembros de Tricicle en una especie de videomatón: puedes grabarte mientras intentas imitar lo que hacen los 'cracks' del humor que aparecen junto a ti. Son ejercicios aparentemente sencillos hasta que intentas imitarlos y te percatas de la sabiduría y experiencia necesarias para lograr que te mondes con el más pequeño gesto y expresión.

La muestra recuerda entre sus hitos el haber sido el primer grupo de humor que participó en las ceremonias de unos juegos olímpicos, en 1992, o su paso al principio de su carrera por el programa '1, 2, 3... responda otra vez', donde interpretaron un gag inspirado en una popular canción de Julio Iglesias que les lanzó a la fama. Precisamente con imágenes de aquel capítulo de sus vidas abre la exposición plagada de objetos utilizados en sus espectáculos, relacionados siempre con imágenes de cada gag en pantalla o fotografías. Imposible no reír con sus 'sketches'. Y eso que al principio de su carrera el crítico Joan de Sagarra pensaba que les faltaba imaginación, como también recuerda la exposición.

En la misma sala se exhiben algunas cifras que quitan el hipo: más de cuatro millones de personas han visto sus espectáculos en directo en 6.196 representaciones realizadas en 450 teatros de 20 países.

(…)

De 'Manicomic', su primer show, han recuperado la casaca verde que cosió la madre de Joan Gràcia; de 'Slastic', creación en torno al mundo del deporte, la piragua y los guantes de boxeo... Pero también sorprenden al visitante con algunas de las onomatopeyas de sus espectáculos (no diremos más), el traje de 'Bits' que se ilumina automáticamente cuando uno pasa por delante y la inmensa silla de 'Sit' que recibe a la gente nada más llegar en el 'hall' del Palau Robert. "Hemos estado un año buscando y seleccionando piezas, sacando polvo también, de todo lo que tienen en un inmenso almacén en Esparraguera", explica Capella.

 

Pero no todo es material antiguo. La exposición acaba con una entrevista donde hablan de su carrera y de su relación personal en una gran pantalla. El público puede seguirla sentado en las mismas butacas que ellos utilizaron en 'Sit'. Cada uno destaca algo distinto. Sans hace hincapié en el "trabajo de personajes"; Mir, en el auge del mimo a finales de los años 70, cuando se formó el grupo. Por su parte, Gràcia subraya su afinidad a la hora de apostar por "un humor ingenuo". Eso sí, admiten que entre ellos ha habido fricciones, pero por suerte la sangre nunca llegó al río. "Todos tenemos mano izquierda, el arte de esquivar también es importante", resume Sans.